Un estudio internacional destacó a la Argentina como líder en el ranking latinoamericano por el nivel de inglés y ubicó al país en el puesto 25 a nivel mundial, una lista que encabezan los Países Bajos.

«La Argentina lidera el ranking mundial del nivel de inglés en toda Latinoamérica, por encima de Letonia que está creciendo mucho en la educación y de Francia e Italia», dijo el director de la compañía Education First, Giorgio Lemmolo, en un webinar en el que la semana pasada presentaron los resultados del estudio internacional.

Se trata del estudio global Education First English Proficiency Index, en el que Argentina obtuvo 566 puntos (en un máximo de 800), equivalente a un nivel intermedio superior, y fue el único país en la región con esa categoría.

La nómina la encabezan los Países Bajos, Alemania se ubica en el octavo, Brasil en el 51 y Uruguay en el 53, entre otras naciones.

La edición 2020 del Indice de Dominio del Inglés (EF English Proficiency Index), se basa en el análisis de más de 2,2 millones de personas en 100 países y regiones del mundo, donde los participantes realizan una prueba de idioma en forma gratuita y online.

«Los resultados se correlacionan muy bien con los exámenes internacionales de nivelación de inglés como los International English Language Testing System (IELTS) y el TOELF», indicó Lemmolo, quien aseguró que varias universidades, como la de Harvard y Tokio, utilizan los datos de este informe, al igual que empresas.

El estudio EF, empresa de educación que se enfoca en el idioma y el intercambio cultural, remarcó «el dominio de inglés que mostró la Ciudad de Buenos Aires con un puntaje de 596» e indicó que «Mar del Plata, La Plata y Rosario siguen siendo las referentes más importantes del país en el idioma».

Según la investigación global, ese puntaje «marca una diferencia notable y coloca a la Argentina por encima de países como Suiza, República Checa y Grecia».

Detrás de CABA y las ciudades mencionadas, se ubican las provincias de Santa Fe, Córdoba y Mendoza «con un puntaje que las coloca en un nivel de alta capacidad de conocimiento del idioma».

A su vez, este año se destacaron las provincias de Tucumán y Corrientes «que mejoraron significativamente su nivel respecto del año anterior», indicó el estudio.

En la cima del ranking se ubicaron los Países Bajos con un puntaje de 652, equivalente a un nivel C1 del Marco Común de Referencia Europeo (avanzado inferior), «el nivel más alto que alcanza un país no nativo».

«La Argentina lidera el ranking mundial del nivel de inglés en toda Latinoamérica, por encima de Letonia que está creciendo mucho en la educación y de Francia e Italia», dijo el director de la compañía Education First, Giorgio Lemmolo, en un webinar en el que la semana pasada presentaron los resultados del estudio internacional.

Se trata del estudio global Education First English Proficiency Index, en el que Argentina obtuvo 566 puntos (en un máximo de 800), equivalente a un nivel intermedio superior, y fue el único país en la región con esa categoría.

La nómina la encabezan

Detrás, se colocaron los países de la región escandinava (Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega), «que lograron un óptimo desarrollo de la segunda lengua gracias a políticas de Estado como un enfoque temprano en las habilidades de comunicación y exposición diaria al inglés».

Entre los ítems destacados del desempeño del idioma en estos países, el informe remarcó el uso del inglés «fuera de las aulas en las escuelas y la educación del lenguaje específico para el ejercicio profesional en los últimos años de estudio, ya sea en una escuela vocacional o en la universidad».

El director de EF aseguró que si bien no se perciben brechas de género en el estudio del inglés, hay generaciones con mejor nivel. «Las personas que hablan mejor el idioma son las de entre 26 y 30 años, quienes terminaron sus estudios universitarios, y los más jóvenes y mayores de 41 años, son los que hablan de forma más débil».

A nivel regional, favoreció «la implementación de la Ley de Educación nacional 26.206, la capacitación de profesores, el aumento de horas destinada a la enseñanza del inglés, y la aplicación de núcleos de pruebas, basados en un marco común de referencia europeo, para que se puedan comparar los resultados de áreas de mejora», agregó.

El estudio reveló que si bien «Uruguay y Bolivia tienen un nivel inferior al de Argentina, mejoraron su resultado contra años anteriores, lo que refleja el éxito de sus planes de inversión en educación y acceso a nuevas tecnologías, factores claves que se vinculan con la competitividad internacional y la proyección económica».

Fuente: Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí