Con la presencia de autoridades, se lanzó la plataforma digital que permitirá a la ciudadanía recorrer la vida, obra y legado de tres figuras emblemáticas de la ciencia argentina: Eugenia Sacerdote de Lustig, Luis Federico Leloir y Bernardo Alberto Houssay.

En un evento virtual sumamente emotivo, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Fundación Instituto Leloir (FIL) y el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME- CONICET), lanzaron públicamente  la plataforma Notables de la Ciencia que reúne y da muestra de las trayectorias de dos Premios Nobel en Ciencias de la Vida que desarrollaron todo su trabajo en Argentina: Bernardo A. Houssay (1947, Medicina) y Luis F. Leloir (1970, Química). También de Eugenia Sacerdote de Lustig, una de las más destacadas investigadoras de la historia de la ciencia de nuestro país, clave en la vacunación contra la poliomielitis y líder de importantes hallazgos en genética, cáncer, virología, neurociencias y otros campos.  El lanzamiento propone estas tres figuras, quienes formaron parte del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), pero la idea es seguir sumando más figuras destacadas de la ciencia nacional pertenecientes a otros campos del conocimiento.

El Proyecto se llama “Notables de la Ciencia”, impulsado por el CONICET, la FIL y el IBYME, con la colaboración de fundaciones e instituciones, tiene por objetivo visibilizar la relevancia de la vida, obra y legado de Houssay, Leloir  y Sacerdote de Lustig  para la ciencia argentina y su impacto en la ciencia a nivel internacional de manera de inspirar y servir de contexto a las generaciones actuales y futuras.

En palabras de la Dra. Ana Franchi, presidenta del CONICET, “Con esta iniciativa queremos reconocer el valioso aporte que científicas y científicos han hecho a la Ciencia Argentina. Cada generación que se inicia en una actividad piensa que es la primera y la fundadora, y tiene todo ese derecho a pensarlo, pero es importante que esas generaciones que se acercan a la ciencia sepan que hubo pioneros y pioneras. Y además de estos tres representantes que presentamos hoy, hay muchos más a los que iremos incorporando con un criterio de género y federal”.

Y, en relación a la Dra. Lustig, agregó: “A todas las dificultades que sufren los investigadores se suman las dificultades de ser mujer. La Dra. Lustig me contaba que iba en bicicleta de trabajo a su casa para poder amamantar a sus tres hijos. Nos contaba de las dificultades de ingresar a la universidad habiendo hecho un bachillerato para mujeres y tener que rendir muchas materias para poder acceder a la universidad. Quiero destacar que además de todas las dificultades que han y hemos tenido las y los investigadores, en el caso de la Dra. Lustig tenemos que agregar las dificultades que hacen a su género”.

Por parte del IByME, su directora, la Dra. Victoria Lux, destacó: “Los que trabajamos en el IBYME, los de mi generación, tuvimos y tenemos el invalorable privilegio de escuchar sobre Don Bernardo directamente de personas que lo conocieron, que trabajaron con él. Para las próximas generaciones de científicos, y de argentinos en general, es indispensable contar con un sitio de libre acceso donde se pueda encontrar fácil y amigablemente información refrendada y legítima sobre los próceres y fundadores de nuestra ciencia, para nutrirse de ellos, como lo hicimos nosotros, pues ya no tendrán los testimonios de primera mano”.

En tanto, la Dra. Angeles Zorreguieta, directora de la Fundación Instituto Leloir, señaló: “Esta iniciativa centrada en nuestros grandes científicos es muy importante para que la comunidad en general y en especial los estudiantes conozcan a través de distintos recursos la historia emblemática de la ciencia argentina y el legado valiosísimo que nos ha dejado. Sin duda, un objetivo importante es que sea una fuente de inspiración que despierte la curiosidad científica en las nuevas generaciones de jóvenes.”

Un bloque de la ceremonia estuvo dedicado a homenajear la figura de Eugenia Sacerdote de Lustig y para ello, expresó unas palabras su hija, la Dra. Livia Lustig, y su discípula, la Dra. Elisa Bal de Kier Joffé. “Uno de los rasgos más notables de su carrera fue su permanente labor en la formación de investigadores. A las mujeres científicas que nos formamos a su lado nos allanó caminos y muchas veces nos detuvo en ese impulso de optar entre la familia y la profesión, pues tuvo la certeza, y no se equivocaba, de que con el tiempo podríamos cumplir con ambas tareas. Considero que este es un muy merecido reconocimiento no solo a una destacada científica sino también a un excepcional ser humano”, sostuvo Bal de Kier Joffé.

https://www.conicet.gov.ar/se-presento-la-plataforma-notables-de-la-ciencia/

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí