Se trata del único establecimiento educativo del país que tuvo actividad presencial en 2020. Pero el ministerio de Defensa decidió suspender el viaje a la base antártica de los familiares de los integrantes de la dotación, el año próximo, para disminuir las chances de contagio de COVID-19. Por eso la escuela no abrirá.

La única escuela del país con actividad presencial durante 2020, ubicada en la Base Esperanza de la Antártida Argentina, no abrirá sus puertas el año próximo como parte de los cuidados para evitar la extensión de la pandemia de coronavirus a ese continente, confirmaron fuentes gubernamentales de Tierra del Fuego.

La Escuela Nº 38 «Raúl Ricardo Alfonsín», que depende orgánicamente del gobierno fueguino, fue noticia en varias oportunidades durante el actual ciclo lectivo, por tratarse del único establecimiento educativo en que sus maestros y alumnos asistieron a clases de manera presencial en medio de las restricciones sanitarias por el Covid-19.

Sin embargo, la institución «cerrará sus puertas el año próximo» debido a la decisión del ministerio de Defensa de suspender el viaje a la base antártica de los familiares de los integrantes de la dotación que cumple funciones durante un año en el Continente Blanco.

«Hay una resolución de las autoridades de Defensa que establece la no concurrencia de las familias a la Base Esperanza en 2021. Es una medida excepcional que atiende los rigurosos protocolos y cuidados en relación a la pandemia», explicó el secretario de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de Tierra del Fuego, Andrés Dachary.

El funcionario informó que ante la decisión nacional, desde la provincia «resolvimos discontinuar las actividades de la escuela que no va a seguir funcionando el año próximo, aunque de manera absolutamente excepcional».

Asimismo, Dachary mencionó que debido a esta situación, el gobierno fueguino no realizará la selección de los maestros antárticos que deben ser un matrimonio de docentes en actividad, residentes en Tierra del Fuego por al menos tres años, y que presenten un proyecto educativo donde se detalle cómo enseñarían en un año a alumnos de distintas edades, incluyendo talleres para toda la comunidad de la base.

Este año los maestros son Mariana Celeste Ibarra y Víctor Navarro, que junto a sus hijos repitieron la experiencia que ya habían atravesado en 2018, y quienes habitan la casa Nº 9, una construcción de material con tres dormitorios, living comedor, cocina y baño.

En tanto, la escuela que está ubicada en la Base Esperanza tiene cuatro aulas: una sala de informática y biblioteca, una de nivel inicial, una de nivel primario y otra de nivel secundario, precisaron las fuentes consultadas.

En la actualidad cursan 14 alumnos: dos en el nivel inicial, siete en el nivel primario y cinco en el secundario, todos hijos de distintos matrimonios que residen en el lugar.

La dotación completa consta de 63 personas, de las que 15 son hijos de siete de los diez matrimonios que viven allí (los 14 alumnos, más un hijo mayor de edad) y el resto son tres mujeres y 25 hombres, incluyendo dos médicos militares, todos a cargo del jefe de la Base, el teniente coronel del Ejército Norman Walter Nahueltripay.

Entre los hitos que vivió la Escuela 38 durante 2020 figuran haber sido el único lugar del país donde se realizó una ceremonia con público presente para recordar, el 2 de abril, el aniversario del inicio de la guerra de Malvinas.

De ese evento participaron por videoconferencia el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el secretario de Malvinas, Daniel Filmus y el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

Fuente: El Diario del Fin del Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí