Su nombre es Darío Sebastián Scazzola, es de sangre fueguina y se encuentra cursando el último año de la licenciatura de Nutrición en la Universidad de Buenos Aires.

Además, hace dos años que se desempeña como voluntario de nutrición en el programa de la UBA, denominado “CBC + vos”, el cual consiste en realizar capacitaciones e intervenciones sociales para aquellas personas que tienen llegada a niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

Desde el equipo de Rulo Educatdf, hicimos uso de las plataformas virtuales para acercarnos a Sebastián y conocer los cuidados que debemos tener en la alimentación durante este contexto de pandemia. Teniendo en cuenta que grandes y chicos, desde marzo pasamos más horas frente a las pantallas digitales.

Rulo: Durante la primera etapa de la cuarentena, se puso de moda la elaboración propia de galletas, tartas, postres y comidas suculentas. A eso había que sumarle que la actividad física estuvo paralizada un buen tiempo. ¿Nos podrías explicar, cuál debería ser la alimentación apropiada?

Sebastián: Una alimentación apropiada es la que se va a componer de frutas y verduras. Estas tienen que representar un 45 porciento de nuestra alimentación diaria.

Hay que elegir variedad tanto de verduras como de frutas, de todo tipos y colores. Hay que consumir por lo menos cinco porciones al día, también tiene que componerse de legumbres, cereales, papa, pan y pastas . Es importante que se prioricen las legumbres y en caso de ser posible, optar por cereales integrales.

A su vez, es importante el consumo de leches, yogures y quesos. Se deben consumir por lo menos tres porciones al día y la elección de versiones, con el menor aporte de grasas, parcialmente descremados.

Una porción, podría ser una rodaja de queso fresco y el ancho de pulgar o cassette de música.

Además, la alimentación debe componerse de carne, huevo y pescado. En el caso de la carne de vaca preferentemente cortes magros. Es recomendable una porción al día. La porción es del tamaño de la palma de la mano. Otra opción puede ser media porción de carne, más un huevo.

Por último, no menos importante hay que consumir aceites, frutos secos y semillas. El aceite preferentemente crudo, tres porciones. Una porción, va a equivaler a una cucharada de aceite, un puñado de frutos secos o una cucharada de semillas.

Rulo: Dicen que hay que tomar agua…¿por qué?

Sebastián: jajaj ¡Dicen bien! Se recomienda consumir ocho vasos de agua a lo largo de todo el día.

Rulo: ¡Es un montón!

Sebastián: El agua es un nutriente esencial, es muy importante porque necesitamos cantidades superiores a las que se puede producir en el cuerpo. El contenido de agua del cuerpo de una persona que pesa 70 kilogramos es del 60 porciento, o sea que el agua de esta persona va a rondar en los 40 litros.

El agua es muy importante para todas las funciones que están en el cuerpo. No existe un sistema en el organismo que no dependa de la presencia de agua, entonces resulta vital para todo lo que nuestras células hacen y para mantener el equilibrio constante.

El agua va a contribuir además a la estructura de macro moléculas, como las proteínas y la glucosa. El agua presenta un rol fundamental durante la digestión, la absorción, el transporte y la utilización de los nutrientes porque constituye un medio de eliminación de toxinas, o sustancias que el organismo necesita eliminar, y también es indispensable para el control de temperatura del cuerpo.

Rulo: Ah! Debe ser por eso que cuando tenemos fiebre nos dan mucho líquido…

Y decime, en caso de que no salgamos a practicar deporte fuera de casa, ¿la alimentación debe ser la misma? ¿Cuánto ejercicio debería hacer en mi hogar?

Sebastián: La alimentación no debería variar, y lo ideal es que se consuman los alimentos que mencionamos.

En el caso de los adultos, es importante que hagan 30 minutos seguidos de actividad física continua, sino fraccionada por días, con una intensidad moderada, la mayor cantidad de días por semana. Son 150 minutos de actividad física en la semana, distribuidas en al menos diez minutos para mantener un peso saludable y prevenir enfermedades como por ejemplo sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol alto.

Los chicos y adolescentes deben hacer 60 minutos de actividad física, moderada o intensa todos los días de la semana, ya que esto va a ofrecer beneficios físicos y sociales. Los chicos que hacen actividad física desde temprana edad, tienen mayor posibilidad de mantener este habito a lo largo de la vida, también los ayuda a controlar el peso a disminuir el estrés, a mejorar el humor, el rendimiento mental y las ganas de estudiar. Descansan mejor por la noche, mejora la hormona del crecimiento, mantiene los niveles de las grasas de la sangre, el colesterol los mantiene en valores normales.

Es muy importante la actividad física, ya sea por medio de juegos o actividad deportiva.

La actividad física en tiempos de pandemia es un desafío grande, por la cantidad de horas que uno pasa frente a las pantallas digitales. Se está creando una tendencia al sedentarismo muy importante y entiendo que sea difícil conseguir motivación suficiente para administrar el tiempo libre.

Rulo: La Organización Mundial de la Salud publicó hace días que Argentina sería uno de los países con mayor índice de obesidad infantil. ¿Nos podrías explicar cuáles son los riesgos y complicaciones de la obesidad infantil?

Sebastián: La obesidad es un aumento de peso a expensas del tejido adiposo, no es solamente un aumento de peso. Porque una persona puede aumentar músculo, y mantenerse en un peso saludable. A la obesidad se la asocia a otras enfermedades crónicas no transmisibles, que implican un riesgo para la salud futura en el caso de los niños.

Es importante saber que la obesidad del adulto se puede originar en la infancia. Hay una probabilidad el 20 porciento que el adulto sea obeso si ya lo es a los 4 años, y una probabilidad del 80 porciento si lo es en la adolescencia.

Algunas de las consecuencias de la obesidad puede ser la hipertensión, diabetes y éstas, pueden traer problemas cardio vasculares o cerebro vasculares. Quiero destacar que los problemas cardio vasculares y cerebro vasculares son la principal consecuencia de la obesidad, es lo que más afecta y de eso se trata la encuesta que arrojó el dato de riesgo.

Rulo: ¿La comida chatarra, qué tan mala es? ¿Cuántos permitidos (comida chatarra) se puede tener en la semana?

Sebastián: La comida chatarra se menciona como alimento opcional, es algo que tenemos en cuenta para consumir eventualmente. No debería formar parte de la alimentación diaria, porque su consumo excesivo puede dañar nuestra salud.

Consumir estos alimentos, que ya mencione antes va a predisponer a la obesidad, por ende a la hipertensión, diabetes y otras enfermedades.

Lo ideal es no consumirlos. Galletitas dulces, amasados de pastelería, gaseosas, jugos industrializados, productos de copetín, embutidos, fiambres, carnes procesados, helados, mantecas, aderezos. Pero si representa una vez por semana, no esta mal consumirlo. Un alfajor por semana no esta mal, pero siempre con control, hay otras opciones más saludables que pueden formar parte de la comida habitual.

Rulo: En Tierra del Fuego, los niños y niñas debemos consumir vitamina D porque tenemos poca exposición al sol ¿En qué alimento encontramos la vitamina D?

Sebastián: Son escasas las fuentes de alimentos que van a contener la vitamina D, pero la vamos a encontrar en alimentos animales, especialmente las grasas lácteas, los huevos, hígado, pescado, el arenque, el salmón, el atún, sardina. Los lácteos adicionados con vitaminas constituyen una de las principales fuentes de dietética, las leches fortificadas, (las cuales en algunos países esta fortificación es de carácter obligatoria). También la podemos encontrar en el pollo, en el cerdo.

Pero si es importante tener en cuenta que la principal síntesis de vitamina D, va a venir de los rayos solares. Asique la recomendación es aprovechar esto, tomar conciencia y si el día lo predispone, aprovechar estos rayos para la síntesis de vitamina, y a partir de allí, complementarlo con la correcta alimentación.

Rulo: ¿Hay alimentos que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico? ¿Cuáles serían?

Sebastián: La mejor forma es llevar una alimentación adecuada y variada. Esto nos va a dar un buen aporte de vitaminas y de minerales para reforzar el sistema inmune.

Hay nutrientes que se relacionan directamente con esto, por ejemplo el zinc, el selenio, la vitamina C.

La vitamina C la encontramos en repollos de brúcelas, naranjas, pimientos crudos, kiwi, brócoli, frutilla, coliflor. El Zinc lo encontramos en alimentos de origen animal, en especial las carnes rojas y los mariscos. Y el selenio en mariscos y en otras carnes, cereales y legumbres.

Rulo: Nos gustaría que puedas compartir un mensaje para las familias.

Sebastián: Compartir las comidas con seres queridos me parece un buen momento para el encuentro, para el diálogo. Sirve para conversar intercambiar ideas, compartir afecto, también se puede utilizar para promover actitudes solidarias, hábitos saludables.

Rulo: Guauu! ¡Sos un genio! Siento que tengo una tarea divertida para casa. Gracias por tu tiempo, y si te parece, luego quiero compartirte la lista del súper que preparó mi papá.

Sebastián: ¡Será un gusto!

Quienes quieran contactar o seguir a Sebastián, lo pueden buscar en instagram: @dss.nutricion

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí